"La felicidad del ser humano sólo es posible si éste no exige más de lo que le puede ser acordado [...] el hombre se plantea fines inaccesibles y así cae en la decepción".

Émile Durkheim, El suicidio.


Durkheim tipifica tres tipos de suicidio, entre ellos el suicidio anómico: el suicida por anomía es aquel que no ha sabido aceptar los límites que la sociedad le impone; aquel que aspira a más de lo que puede y cae, por lo tanto, en la desesperación.



(cuando uno se esfuerza vanamente por estudiar teniendo la cabeza, o el alma, en otro lado, sólo se pueden rescatar este tipo de cosas que son las únicas que me atañen)